Voces Vagamundas/ junio 8, 2017

Raq...

Nos han mentido diciéndonos vagabundos, disidentes, que estamos locos como cabras, borrachos, vándalos de la noche, pensadores del grafiti y agitadores de la duda, escapistas, aventureros del azar, nostálgicos y melancólicos, neuróticos, depresivos, bipolares, antipacifistas, suicidas,roedores de alcantarillas, bastardos, hippies, ninis, simbolistas, anticlericales, anticolonialistas, antiimperialistas, antiprogresistas, ateístas  y, en fin, todo ello que pueda ser socialista. Acentuando nuestra sed de vida poniéndole el traje de pasión desenfrenada y dejándose ellos el crédito porque la tierra todavía siga girando a pesar de tanta mierda que ellos nos tiran en dosis de benzodiacepina, valium y tardes de fútbol, como si los colores de nuestras alucinaciones pudiesen perdernos por siempre en el olimpo de la irracionalidad, y así tuviesen su excusa perfecta para quemarnos a todos en un asilo catatónico.

Nos han mentido otorgándonos un aire de improperio, nos han dicho analfabetas, maldecidores y blasfemos. Nos han dado cucharadotas de presente mientras nos construyen un futuro donde tendremos las manos atadas y los labios cercenados, pero no han querido ver que desde este lado del acantilado también vemos aves burlándose del abismo en su vuelo indómito por el cielo, que nuestra memoria es de elefante, que nuestras manos hacen otra cosa más que dejar estelas de indiferencia, que nuestra lucha es milenaria y no se acaba hasta que estemos todos muertos y quizá, aún muertos la lucha siga a través de los recuerdos que dejamos plantados en los rostros de nuestros pares.

No han querido ver que la palabra revolución nos resuena como un eco venido de la semilla misma de la vida, como un eco del camino que nos llama, jalándonos del pelo y atragantándonos de poesía hasta el hartazgo mismo. No han querido ver que no nos calza su barbarie ni nos apetece su vanidad inmaculada, que olfateamos su alienación a pasos, que no nos interesa su patrocinio multinacional ni su democracia inengendrada, nuestra participación se asume en las calles porque ellos tienen todos los curules ocupados por sus culos rellenos de soborno y desidia, con dos meses de vacaciones pagadas y una pensión tan exacerbada que si se uniese podrían construir todos los muros que se les antoje por los siguientes cien años de soledad.

Raque…

 

Deja un comentario