Melito.jpg

Manuel (1985- 2015): Mel como lo conocemos y amamos todos, es nuestra infaltable voz vagamunda. Toda su vida la pasó viajando y contagiándonos a todos del camino con sus sonrisas y sarcasmos. Muchos fueron los intrépidos compañeros de andanzas que se aventuraron a conocerle, por eso aunque ya no esté más en esta pasajera tierra sigue saliéndonos en los recuerdos y acompañándonos en el camino.

Mel era el rey del presente, pidiéndole siempre aventón al azar y a la libertad desnuda. Aunque no haya dado su vuelta al mundo sabemos que la hizo a través de los libros que leía y en los escritos que nos dejó. Capaz siempre de demostrar que otros mundos son posibles, sin importar si no se carga más que con la sonrisa y las ganas de seguir. Y había que tener ganas de seguir para llevarle un poco el paso, podía recorrer toda la ciudad sin tomar un solo bus o tragar caminos polvorientos con solo la satisfacción del paisaje o el atardecer.

Era un verdadero escritor itinerante, escribiendo siempre en buses, por las calles, en las madrugadas, en papelitos chiquitos que guardaba como coleccionista nómada de objetos que todos los que había conocido le daban, escribiendo frases en los rostros de todos sus amigos y en especial en el de Raque, su compañera de andanzas, su Sancho. En el blog lo podrás encontrar en múltiples fotos y también detrás de la cámara, pues era un fotógrafo con ojo fino. Entre sus libros se pueden encontrar Diario de un loco enamorado, el poemario: No es algo nuevo comentar que siempre nos ha extasiado la libertad, y multiplicidad de relatos de calle y viajes. Sus canciones como las llama él mismo, son siempre diversísimas y relatan conflictos políticos, sociales, culturales y sobre todo existenciales. Mucho de su pensamiento lo podrás encontrar en este sitio y te aseguro que lo terminarás conociendo y amando como nosotros e incluso si eres un vagamundo como él, puede acompañarte en el camino.