Nicaragua es presente y futura grandeza, esa tierra fuerte y hermosa que se descobija al norte del suelo en que nací.

La suerte no está lanzada como los dados de tahúres ni la energía cósmica juega al azar, por tal razón la firmeza de este pueblo mantiene rígida la estructura colosal de una sociedad peregrina.

Nicaragua suerte mía e idealización de un mundo perfecto, escondido en tu naturaleza soy la partícula más indivisible de este universo, porque en esencia de vida me convierto.

Nicaragua tanto tiempo has sido mi vecina y muchas veces sueño reposar en la calidez de tu pecho. Llegué hasta ti para hacer el amor junto al malecón en Managua y emborracharme después de un recital poético en Granada. He tenido que madrugar varios años para poder estar en tu piel.

¡Nicaragua sublime!, algunas de tus hijas e hijos conocí en las calles y avenidas de este pueblo al sur, territorio vanidoso que fue el lugar donde me parió mi madre, que así es como te llamo a ti también, madre.

He odiado siempre a quienes por xenofobia y hemorragia mental han impuesto límites a través de toda la burocracia administrativa: visas, pasaporte, trámites, hambre, injusticia, persecución, expulsión y más maltrato.

Nicaragua mía, tierra de caciques milenarios y precolombinos, si me juzgas nunca mires mi color de piel ni busques en mí una bandera. Soy simplemente un poeta que porta una esencia transparente como las aguas que rodean el archipiélago de Solentiname.

 

                                                                                              Danny Andrey, El Mae…

 

Dedico este humilde poema a la tierra de mis hermanas y hermanos nicaragüenses, ese sublime lugar en donde nació el padre Ernesto Cardenal, entre otras mágicas energías del cosmos. Nicaragua es una nación que siempre llenará a cualquiera con su poesía y su energía. Por esa y muchas razones es necesario un cambio paradigmático en el pensamiento para que la nueva revolución destruya la parafernalia política que se roba las vidas y los recursos del pueblo a través de la violencia y el uso de armas, tal y como sucede en toda Nuestra América Latina.